Como cuidarte a los 40

0
44

La cosmética seguirá ayudándote y mucho. Pero los tratamientos de medicina estética pasarán a formar parte de tu calendario de belleza habitual. De ellos dependerá que llegues espléndida a los 50. El reto es lucir un rostro y un cuerpo armónicos, naturales, sin estridencias.

Jennifer Aniston

Es el perfecto ejemplo de armonía. Con 45 recién cumplidos, la actriz estadounidense no parece en absoluto una niña de 20 pero tampoco aparenta su edad. Buen ejemplo.

Cómo cuidarte

1. Intensifica la atención en cara, cuello y escote. 
De nada sirve cuidar tu rostro si cuello o escote delatan la edad. Y es que los signos del envejecimiento se hacen más visibles en estas zonas, más vulnerables porque la piel es muy fina y está menos protegida. La piel del cuello, fina y delicada y con tendencia a la flacidez, ha de luchar contra la fuerza de la gravedad las aproximadamente 16 horas que permaneces despierta. Si no la cuidas surgen las arrugas en forma de “collar”. Y lo mismo pasa con el escote, que se deshidrata rápidamente dando lugar a la aparición de arrugas cruzadas y manchas.

2. Las hormonas, tus aliadas. 
La DHEA, la del crecimiento y la testosterona, circulan a los 40 en menor cantidad por tu organismo. Eso hace que la masa muscular tenga cierta tendencia a disminuir si no haces ejercicio y que el metabolismo funcione a un ritmo todavía más lento, también por lo que respecta al gasto calórico o la renovación celular de la piel se refiere. Sin embargo, tienes algo a tu favor: la edad te ha hecho más constante y eres capaz de marcarte un objetivo y luchar por él con mayor ahínco que cuando eras más joven. También eres más consciente de lo que necesitas y de lo que implica cuidarse hoy para estar bien mañana, y conoces mejor tu cuerpo y cómo responde a determinados estímulos.

3. Huye de las dietas muy restrictivas. 
Aunque es cierto que eres más constante, también lo es que a veces te entran las prisas por adelgazar. Por eso hay que recordar que, para reducir peso sin recuperarlo y para que tu salud no se resienta, no conviene perder más de un kilo cada 2 o 3 semanas. Tampoco conviene pasar de una dieta a otra en breve espacio de tiempo ya que puedes caer en desequilibrios alimentarios que se irán reflejando (ahora de forma más acelerada) en tu piel.

Ya no vale cualquier maquillaje… ni desmaquillante

  • Las limpiadoras o productos que uses para limpiar tu piel tienen que ser de tratamiento, deben nutrir; por eso la leche o los aceites de emulsión son perfectos. Opta por maquillajes efectos lifting, máscaras que fortalezcan las pestañas, labiales con SPF…
  •  El maquillaje más exagerado déjalo sólo para las ocasiones especiales; a diario, cuánto más ligeros mejor. Una base de color fluida y ligera marca las arrugas muchísimo menos que maquillajes densos y pesados. Y apuesta por tonos claros.

Tus Aliados:

Plan Anti – celulitis

1. El plátano, un gran aliado: al ser muy rico en potasio, mejora la circulación sanguínea. Otros alimentos ricos en este mineral son aguacate, coliflor, espinacas y zanahorias.
2. Tres vasos de agua en ayunas: nada más levantarte, cepíllate los dientes para eliminar la placa bacteriana creada durante la noche y después, bebe de dos a tres vasos de agua. Mejorarás el funcionamiento del sistema digestivo.
3. Sube escaleras, pero no las bajes: al subir las escaleras a pie activas el corazón y la circulación, ¡y combates la piel de naranja! Sin embargo, es mejor sólo subirlas, y no tanto bajarlas, ya que este gesto genera un impacto innecesario sobre las articulaciones que puede acabar en lesiones. Si las subes de puntillas, además, se convierte en un buen ejercicio reafirmante de glúteos.
4. Aléjate de la calefacción: las fuentes de calor intensas cerca del cuerpo, especialmente de las piernas, empeoran la circulación al dilatar los capilares. No te pongas cerca.
5. ¡No me pases la sal!: es importante moderar el consumo de sal ya que favorece la retención de líquidos. Ojo también con los alimentos en conserva y/o precocinados: contienen muchísimo sodio.
6. Evita los pantalones skinny: las prendas demasiado ceñidas dificultan la circulación sanguínea y entorpecen el retorno venoso y el drenaje linfático.
7. Conoce la ruta de las cremas anticelulíticas: por la mañana y por la noche, aplícalas con un masaje. Debe ser siempre en dirección al corazón, de los tobillos hacia el abdomen. En las piernas, basta con trazar círculos con ambas manos e ir subiéndolas con un movimiento de presión ascendente constante. En el abdomen, el masaje se debe hacer mediante círculos concéntricos.
8. ¿Aún no tienes un guante de lufa?: cepillar a diario la piel en cada ducha, de forma suave pero constante, contribuye a eliminar células muertas, mejora la circulación y ayuda a que los productos cosméticos penetren mejor.
9. Café: no más de tres: tomado en dosis moderadas ayuda a drenar pero, en cambio, el exceso de cafeína puede provocar deshidratación.

Compartir
Artículo anteriorRediseña tus gluteos
Artículo siguienteComo cuidarse a los 30
¡Bienvenid@s! Hola soy Lucía, Makeup Artist, Beauty Blogger y Youtuber y este es mi blog Ultimatebeauty. Espero que te guste y que descubras en esta página muchos consejos de belleza y lo último en productos de maquillaje y cosmética. ¡Gracias por tu visita!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here