¿Cuál es la diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante?

13
5 (100%) 6 votes

Cuando las mujeres alcanzan la menopausia, alrededor de los 40 0 50 años, sus hormonas femeninas descienden, lo que causa síntomas muy molestos, entre los cuales se encuentra la resequedad e irritación vaginal. Para combatir esta incomodidad es necesario el uso de hidratantes íntimos que mantengan lubricada esta zona. A continuación presentaremos la diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante, debido a las constantes confusiones que existen entre ambas alternativas.

Al igual que la hidratación del rostro y el cabello, el cuidado de los órganos genitales femeninos es sumamente importante, ya que éstos requieren de un trato especial para mantener una salud óptima y evitar la proliferación de hongos o bacterias. Para ello se suelen utilizar hidratantes íntimos, que no sólo humectan la zona, sino que favorecen la buena higiene de la mujer.

Antes de mencionar la diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante, debemos primero hablar acerca de qué es cada producto, cuál es su función y cómo pueden ayudar con la resequedad y a prevenir infecciones en la zona vaginal.

¿Qué es un hidratante íntimo?

Un hidratante íntimo es una crema o gel que proporciona alivio a la irritación vaginal a través de la humectación.  No sólo se utilizan durante la menopausia, sino también durante las relaciones sexuales e incluso para el uso de estimulantes vaginales y pesas que fortalecen los músculos y la elasticidad de la vagina.

Los hidratantes tienden a poseer una composición más neutra, ni muy ácida ni muy alcalina, por lo cual no afectan en gran medida el PH de la vagina. Esta es una cualidad positiva, porque cuando se altera el PH vaginal algunas mujeres sufren de alergias y candidiasis, situaciones que llegan a ser muy incómodas.

Recuerda que, a la hora de adquirir un hidratante íntimo, debes cerciorarte que éstos posean propiedades hipo-alergénicas y anti-bacterianas que acaben con las infecciones en la zona vaginal, además que deben ayudar a balancear el PH, y deben poseer compuestos que ayuden con el cuidado y la regeneración de los tejidos de la vagina, como el aloe vera.

Hidratantes íntimos con estrógeno

Existen algunos tipos de hidratantes íntimos que poseen estrógeno en su composición; éstos son utilizados por mujeres menopáusicas, ya que durante esta etapa la mujer presenta un descenso en sus niveles de estrógeno. Los hidratantes íntimos con estrógeno son muy útiles para restituir la flexibilidad, espesor y humedad de los tejidos vaginales, facilitando las relaciones sexuales y aumentando la libido que se ha visto disminuida con la menopausia.

Para el correcto uso de este producto, se debe acudir a un especialista, que puede incluso recetar, en algunos casos, un complemento en píldoras que también contienen estrógeno. De este modo, se logra una mejora completa para los síntomas de la menopausia.

¿Qué es un lubricante?

Los lubricantes íntimos son geles a base de silicona, agua o aceite, que en su mayoría son utilizados en las relaciones sexuales, con el objetivo de evitar la irritación causada por la fricción. Muchas mujeres también los utilizan para hidratar su zona íntima durante la menopausia, cuando surge la resequedad vaginal.

Sin embargo, no es recomendable utilizar lubricantes en lugar de hidratantes íntimos, ya que los lubricantes suelen causar mayor irritación de la evitada, porque su composición es mucho más ácida que la existente en el canal vaginal, y esto altera la flora bacteriana vaginal.

Como queda dicho, los lubricantes están diseñados con el propósito de aliviar la irritación causada por la fricción, ya sea durante las relaciones sexuales, el uso de estimulantes o incluso al utilizar instrumentos médicos, como las sondas vaginales. Debido a que su función es inmediata, los lubricantes a base de agua suelen evaporarse en cuestión de minutos.

Tipos de lubricantes íntimos

Existen muchas marcas y tipos de lubricantes en el mercado, y muchas veces no nos detenemos a pensar cuál es el más adecuado para nosotros; en consecuencia, podemos sufrir de alergias, irritación y cambios en el PH vaginal al utilizarlos sin consciencia.

Idealmente se deben utilizar lubricantes íntimos a base de agua o silicona, ya que son más solubles y funcionan de forma más efectiva. Sin embargo, debemos recordar que los lubricantes sirven únicamente para situaciones momentáneas, como las relaciones sexuales o la aplicación de estimulantes, ya que realmente no hidratan la vagina, sino que hacen más fácil la penetración.

No es recomendable utilizar lubricantes íntimos a base de aceite, porque su alto contenido graso puede causar irritación e incluso alergias en la vulva y el canal vaginal. Además, su uso debe evitarse en conjunto con preservativos, puesto que la composición del producto es corrosiva para estos últimos.

Tampoco se recomienda la aplicación de lubricantes con espermicida, porque, aunque de alguna forma evitan la concepción, al neutralizar los espermatozoides, pueden causar a su vez irritación y, en algunos casos, candidiasis, una infección por hongos muy común en las mujeres.

La confusión común con los lubricantes

Existe una diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante, la cual conlleva a una confusión general con la función que tienen éstos últimos, ya que las personas tienen a creer que como son utilizados para la lubricación en las relaciones sexuales, también poseen la cualidad de hidratar los tejidos vaginales.

Pero en realidad nunca tendrá el mismo efecto reemplazar un hidratante íntimo por un lubricante, porque el primero tiene la capacidad de renovar y nutrir en profundidad los tejidos, con otros beneficios añadidos, como los hidratantes con estrógenos, vitaminas y colágeno, que además de mantener humectada la zona, favorecen a la elasticidad y suavidad de los tejidos.

La diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante

Una diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante es que los hidratantes están creados para ser utilizados con más frecuencia y durante un tiempo prolongado; en cambio, los lubricantes deben aplicarse de forma más esporádica porque son más dañinos para la salud vaginal.

Por otra parte, los hidratantes íntimos, aunque tienen el principal propósito de aliviar la infección e irritación vaginal, pueden ser utilizados durante las relaciones sexuales, aunque no son tan efectivas como los lubricantes. A pesar que esto se considere una diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante, también puede ser visto como un beneficio, ya que es posible utilizar ambos productos de forma combinada para facilitar la penetración durante el acto sexual.

La composición de un hidratante íntimo y un lubricante

Otra diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante que podemos mencionar es la misma composición de ambos productos. Los hidratantes íntimos suelen carecer de glicerina o perfumes aromáticos, los cuales muchos lubricantes poseen; además, los hidratantes contienen compuestos útiles para la regeneración de los tejidos vaginales.

Debido a que los lubricantes son creados para fines lúdicos y de aplicación ocasional, poseen otros componentes que los hidratantes íntimos no, como las azúcares y mentol. Esta diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante con respecto a su composición puede, a su vez, causar distintas irritaciones en la zona vaginal, además que no son útiles para la hidratación de la misma.

La accesibilidad y precio de los hidratantes íntimos y los lubricantes

También podemos mencionar como una diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante es su accesibilidad en el mercado; aunque los hidratantes son necesarios para combatir la irritación vaginal y ayudar a balancear el PH vaginal, éstos son encontrados con menor frecuencia y, usualmente, a precios más elevados que los lubricantes.

Además, como diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante se puede mencionar su producción a través de las distintas marcas y productos de higiene. Mientras que son muy contadas las marcas que poseen hidratantes íntimos, existe una inmensa cantidad de marcas para la higiene que producen lubricantes, además de algunos cosméticos y preservativos, los cuales poseen propiedades lubricantes en su composición.

McBeauty Hidratante Íntimo 50ml 

Gel ligero especialmente indicado para el cuidado íntimo. Su uso continuado está destinado a prevenir y aliviar molestias asociadas a la sequedad del epitelio vulvar. Dentro de los factores que pueden desencadenar sequedad vulvar se encuentran situaciones como: menopausia, embarazo o toma de anticonceptivos orales.

VER PRODUCTO 

Los lubricantes saborizados y aromatizados

Existe una importante diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante, y es que éstos últimos suelen tener características variadas, como los añadidos de sabores y aromas, utilizados mayormente en los lubricantes para las relaciones sexuales y en los mismos preservativos, cosa que ningún hidratante íntimo posee.

Aunque estas características sean utilizadas para añadir un efecto de diversión o placer durante el encuentro sexual, también pueden causar daños tanto a las mujeres como a los hombres, debido a que algunas de las sustancias utilizadas para incorporar los sabores y olores son artificiales y sintéticas; por lo tanto, muchas veces causan irritación o alergia en los órganos sexuales. A su vez, algunas personas tienden a pensar que son comestibles, y esto puede causar molestias gastrointestinales, debido a los componentes que fueron mencionados.

Después de haber analizado a profundidad la diferencia entre un hidratante íntimo y un lubricante, podemos decir que es un tema que no se debe tomar a la ligera, pues muchas alternativas de lubricantes o hidratantes íntimos podrían afectar seriamente la salud de la mujer, y, en algunas ocasiones, la de su pareja. Ante la duda, es recomendable acudir siempre a un médico de confianza, el cual facilitará la información necesaria para el uso responsable de estos productos.