Inicio Cuidarse Que es la dermatitis atópica y cómo tratarla

Que es la dermatitis atópica y cómo tratarla

Rate this post

La dermatitis atópica es un trastorno cuétano prolongado, es decir, una perturbación crónica de la piel. Este desorden se caracteriza por el surgimiento de erupciones que pueden ser tanto pruriginosas como descamativas.

Existen varios factores que pueden causar la dermatitis atópica y, entre ellos están los resfriados, el estrés emocional, las alergias, la piel reseca, los cambios repentinos de temperatura y el contacto con materiales irritantes. En cuanto a los síntomas, estos pueden variar desde ampollas supuradas, zonas donde la piel está en carne viva, alteraciones en el color de la piel, sangrado auricular, inflamación cutánea alrededor de las ampollas y piel reseca en todas las áreas del cuerpo.

Ya sabes qué es la dermatitis atópica, por qué aparece y cuáles son sus síntomas, así que ahora procederemos a enseñarte cómo puedes tratarla fácilmente. A continuación, te enseñaremos algunos tratamientos y remedios que pueden ser realizados desde la comodidad de tu hogar. Sigue estas recomendaciones y pronto verás cómo las mismas te ayudarán a eliminar la dermatitis atópica por completo.

Tratamientos para la dermatitis atópica

Uno de los peores síntomas es la picazón, dado que éste, además de ser muy molesto, es extremadamente contraproducente. Para aliviar la comezón, prueba utilizar cremas de esteroides o humectantes. Los antihistamínicos son una excelente solución que no debes descartar. Finalmente, mantener tus uñas recortadas hará que notes la mejoría. En caso de que te rasques dormido, utiliza guantes de un material muy suave cuando vayas a dormir.

Desde Ultimatebeauty te recomendamos:

 Emulsión Calmante Mcbeauty para dermatítis atópica

Emoliente corporal para bebés, niños y adultos. Alivia el picor y restaura la piel alterada. Alta tolerancia

 

Otra manera de tratar con la dermatitis atópica es prevenir sus síntomas, como, por ejemplo, evitar consumir alimentos que causen reacciones alérgicas, dado que estos pueden desencadenar graves problemas, sobre todo si se trata de niños pequeños. Los detergentes fuertes también son un factor que detona la dermatitis atópica, así que, si puedes hacerlo, eliminarlos de tu rutina diaria dará grandes resultados.

La dermatitis atópica también puede ser tratada cuando te bañas. Lo primero es que evites los baños con agua caliente. Entendemos que ciertas personas no soportan el agua fría, así que puedes probar bañarte con agua atemperada. Los jabones regulares también deben ser eliminados y sustituidos con geles y limpiadores suaves. Posterior al baño, sécate con delicadeza para evitar posibles irritaciones. Asimismo, las cremas o ungüentos después de un baño harán una gran mejoría en tu piel.

Otra posible solución es el uso de inmunomoduladores tópicos (IMT), medicamentos que pueden ser recetados a cualquier paciente mayor de 2 años de edad. Consulta a tu médico de confianza para que, en caso de ser estrictamente necesario, te prescriba este tratamiento. Ten en cuenta que no puedes medicarte a ti mismo, dado que existe el riesgo de contraer cáncer si estos medicamentos se utilizan inapropiadamente.

La fototerapia, un tratamiento que consiste en la cuidadosa exposición de la piel ante luz ultravioleta (UV), también sirve para tratar la dermatitis atópica, sin embargo, no es utilizado con frecuencia. Al ser un tratamiento delicado e inusual, solamente puedes someterte al mismo si un médico especializado te lo indica, de lo contrario, lo mejor es que te limites a otros tratamientos.