Saltar al contenido

Qué hacer en caso de tener Diarrea Aguda

5 (100%) 1 vote

Qué es la Diarrea Aguda?:

Es la presencia de 3 o más de 3 deposiciones al día de consistencia blanda o líquida y con una duración de menos de 7 días y siempre inferior a 14 días.

El cambio en la consistencia de las heces en relación con el patrón habitual es un indicador más preciso de diarrea sobre todo en los primeros meses de vida. La diarrea aguda es una de las patologías más frecuentes en la edad pediátrica.

Su causa más frecuente es infecciosa. La mayor parte de las veces la diarrea es producida por virus (80%), siendo el rotavirus el más habitual, aunque también podría ser desencadenada por norovirus, adenovirus, calicivirus, astrovirus y parvovirus. Las bacterias causan entre el 10-20% de las diarreas. En Europa, Campylobacter y Salmonella son los agentes bacterianos más comunes dependiendo del país. Otras bacterias implicadas en la aparición de diarreas son Shigella, Yersinia enterocolítica y Escherichia coli. Los parásitos están implicados en el origen de la diarrea en menos ocasiones (0-10%) y los más importantes son: Entamoeba histolytica, Giardia lamblia y Cryptosporidium parvum.

Qué síntomas aparecen?:

Habitualmente son náuseas, vómitos, fiebre y dolor abdominal. Las características de las deposiciones pueden variar en función de la causa de la diarrea, así las virales son más acuosas y las enteroinvasivas pueden presentar sangre, moco y leucocitos.

Ante un niño con diarrea aguda es muy importante hidratarlo y necesario valorar el grado de deshidratación que presenta, clasificándose según la pérdida de peso en leve (<3%), moderada (3-10%) y grave (>10%).

La diarrea aguda representa la segunda causa de mortalidad infantil en el mundo después de la pneumonía. Más de dos millones de niños de edad inferior a los cinco años mueren cada año debido a la gastroenteritis en especial en los países subdesarrollados. En Europa se estima una incidencia anual entre 0,5 y 2 episodios por niño y año. Norovirus está emergiendo como una de las causas más frecuentes de diarrea aguda en algunas regiones de Europa con una alta cobertura de vacuna frente a rotavirus.

Tratamiento ideal:

La base del tratamiento es la rehidratación oral y la realimentación lo antes posible. En los lactantes se aconseja continuar con la lactancia materna y en caso de alimentación con leches de fórmulas solo es necesario utilizar leches especiales sin lactosa en caso de diarreas prolongadas. La recomendación de la OMS de utilizar las sales de zinc en la rehidratación oral.

Recientemente ha salido al mercado un componente de origen natural que combina como principal ingrediente, el xiloglucano , extraído del tamarindo, junto con una gelatina formando una barrera mucoprotectora en el intestino.

En cuanto al uso de racecadotrilo , se consigue una disminución de las deposiciones en los pacientes tratados con este fármaco  sin tener interacciones con otras medicaciones ni efectos adversos.

Está contraindicada la metoclopramida para tratar los vómitos en niños menores de 1 año. En los niños con vómitos intensos se podría usar el ondansetrón. Los antibióticos no se deben administrar de forma rutinaria solamente en casos de infección por Salmonella en niños menores de 3 meses, en inmunodeprimidos o con bacteriemia y en casos de infecciones enteroin- vasivas (Giardia, Shigella, E. coli enteroinvasiva, etc.).

La utilización de los probióticos en la diarrea aguda es controvertida. La mayor evidencia sobre la eficacia de los probióticos en pediatría se ha presentado en el tratamiento de la diarrea aguda. Actúan por estimulación del sistema inmunitario.

Los probióticos reducen la gravedad y la duración entre 16 y 29 horas y disminuye el 59% el riesgo de que la diarrea persista más allña de 4 días. Sus efectos dependen del tipo de virus, la dosificación utilizada, la causa de la diarrea y el uso lo antes posible del probiótico.

Los probióticos que han demostrado claramente su eficacia son Lactobacillus rhamnosus GG (LGG) y Saccharomyces boulardii. El efecto parece depender de la dosis, siendo más eficaces las dosis más elevadas. El efecto beneficioso es más significativo en las diarreas víricas (rotavirus) que en las diarreas bacterianas y en las que afectan a niños en los países desarrollados comparados con los países menos desarrollados, probablemente relacionado con las distinta etiología y estado nutricional.

En conclusión: Algunos  de probióticos, en especial con Lactobacillus rhamnosus, podrían ser útiles en la prevención y en el tratamiento de la diarrea aguda.

Espero que les haya sido útil, Feliz día,

Fdo. @Dr_lopezruiz

 

A %d blogueros les gusta esto: