Saltar al contenido

Tipos de arrugas faciales

5 (100%) 4 votes

Con el paso de los años, es inevitable que la estructura de la piel vaya cambiando. De este modo, se empieza a mostrar un deterioro en los tejidos epidérmicos, los cuales se irán haciendo cada vez menos resistentes. Esto también afecta su densidad y volumen. Así se presentan las tan temidas arrugas, las cuales pueden ser de diferentes tipos.


VER LAS 5 MEJORES CREMAS PARA TRATAR LAS ARRUGAS


Aunque no cabe duda que el envejecimiento de la piel depende de varios factores, el uso de cremas antiarrugas es una de las mejores opciones para mantenerla saludable y en buen estado. De todas formas, es muy importante conocer qué clases de arrugas faciales existen y cuáles son las zonas más propensas a presentarlas.

El rostro de cualquier persona, especialmente las mujeres, es una de las partes más importantes del cuerpo. No solo se trata de cómo nos ven los demás, sino que involucra aspectos como el autoestima y las relaciones interpersonales. Esto quiere decir que las arrugas representan imperfecciones que nadie desea, apareciendo primero en la zona que rodea los ojos y en la frente.

¿Qué tipos de arrugas existen?

Las arrugas faciales pueden ser clasificadas según varios criterios. Sin embargo, lo más conveniente es tomar en cuenta sus causas para entender cómo y dónde aparecen. Pensando en esto, a continuación te brindamos toda la información al respecto.

Las arrugas dinámicas

Aquí nos encontramos con todas aquellas que se producen por el movimiento continuo, el cual es causado por la contracción de los músculos situados en diferentes partes del rostro. Por ejemplo, cuando sonreímos o mostramos enojo es inevitable que se originen líneas de expresión. Este tipo de marcas se va haciendo más visible con el paso de los años, dado que la piel va perdiendo elasticidad, lo que a su vez es una consecuencia de que el organismo deja producir sustancias como la elastina y el colágeno.

Las arrugas gravitacionales

Tal como su nombre indica, este tipo de arrugas son una consecuencia de la gravedad. La misma fuerza que nos mantiene en el suelo, tiene una repercusión en los tejidos que conforman la piel, que progresivamente serán atraídos hacia abajo. Así se producen los surcos, que son comparables con zonas del rostro que parecen haberse descolgado de su posición original. La resistencia frente a estas arrugas depende mucho de los genes de cada persona. Mientras que si hablamos de una corrección más rápida mediante métodos invasivos, cabe mencionar la cirugía plástica y la inyección de agentes con propiedades paralizantes.

Las arrugas de fotoenvejecimiento

Así como otras partes cuerpo, el rostro es susceptible al daño que producen los rayos solares. Esta clase de arrugas son más propensas en las personas que trabajan en el exterior, y que no utilizan cremas protectoras o hidratantes. La radiación ultravioleta es una de las principales causas del envejecimiento prematuro de la piel, que además de arrugas empezará mostrar diferentes zonas con hiperpigmentación.

Tipos de arrugas según su forma

También es posible clasificar las arrugas por su forma. Las de tipo primario son todas aquellas de borde suave, que se suelen presentar a causa de la pérdida de grosor en los tejidos subcutáneos. Aunque inicialmente parecen superficiales, con el tiempo su profundidad va aumentando, y el uso de maquillaje para cubrirlas resulta menos efectivo. Así se convierten en arrugas secundarias, que también son una consecuencia del paso de los años. Finalmente, las arrugas terciarias son causadas por la pérdida de elasticidad en la piel, siendo las zonas más afectadas la comisura de los labios y la frente.

A %d blogueros les gusta esto: